Líderes Sociales

Líderes Sociales

462 asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos son los casos que ha logrado registrar la Defensoría del Pueblo desde enero de 2016 hasta febrero de 2019, al menos 188 han tenido lugar bajo el gobierno del presidente Iván Duque.

Para algunas organizaciones de la sociedad civil y entidades estatales como la Fiscalía General de la Nación y la misma Defensoría del Pueblo, estos crímenes tienen un importante grado de sistematicidad por lo que es necesario que la sociedad en su conjunto se proponga defender el derecho a la vida de las personas que defienden la implementación del Acuerdo de Paz, el medio ambiente, la tierra y el agua, entre otros temas.

Los homicidios contra los líderes sociales de nuestro país, no sólo buscan silenciar la voz de quienes se atreven a denunciar la sistemática violación de los Derechos Humanos en los territorios, sino que además representan una impunidad generalizada debido a la falta de diligencia, ya que no se investiga a los actores materiales o intelectuales de estos crímenes.

Esto quiere decir, que tanto los perpetradores como quienes se benefician de ellos sienten que tienen vía libre para continuar silenciando las voces de cientos de personas que trabajan por construir un país mejor para todos.

En este sentido, diferentes organizaciones de Derechos Humanos se han propuesto realizar una serie de investigaciones sobre la creciente impunidad que se presentan en estos casos y han logrado determinar que al menos el 92% de estos quedan impunes.

En relación a esta crisis, el Senador Gustavo Bolívar se ha propuesto liderar una intensa y decida campaña por visibilizar la grave situación que viven los líderes de sociales y defensores de derechos humanos a lo largo y ancho del territorio colombiano, por lo que en abril promovió y acompañó la movilización de La Haya, en los Países Bajos, y la radicación de una carta ante la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), en la cual solicitó al alto tribunal abrir una investigación por estos crímenes de lesa humanidad.

También ha emprendido una serie de campañas de solidaridad en todo el país; por lo que designó a una persona de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) para que acompañe la labor de denuncia en las diferentes instancias del Estado. Así mismo, desarrolló con una metodología con la que está realizando el debido monitoreo al nivel de sistematicidad que han presentado estos crímenes.